Thursday, October 17, 2013

Con alimentos desechados se alimentaría a 870 millones de ... - Vanguardia.com.mx

Roma.- El Día Mundial de la Alimentación se celebró hoy en un contexto en el que cerca de 870 millones de seres humanos sufren desnutrición crónica, reportó la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El organismo, dependiente de la Organización de Naciones Unidas, lanzó una campaña mundial contra el "despilfarro de alimentos", pues calcula que un tercio de la producción mundial –mil 300 millones de toneladas de alimentos, con valor de 750 mil millones de dólares– se pierde por despilfarro, negligencia en el almacenamiento o por una comercialización inadecuada. "Con la cuarta parte de esos alimentos se podría alimentar a los 842 millones de personas que padecen hambre en el mundo", sostiene Robert van Otterdijk, experto de la FAO en asuntos agroindustriales.

Expertos del organismo alertan que los modelos insostenibles de desarrollo degradan el ambiente natural, amenazan los ecosistemas y la biodiversidad que serán necesarios para el abastecimiento futuro.

Para alimentar a los 9 mil millones de seres humanos que ocuparán el planeta para 2050, la producción debería aumentar 60 por ciento, lo que afectaría gravemente al medio ambiente, las tierras, el agua, etcétera, agregó van Otterdijk.

"La superficie de tierra que se emplea para producir alimentos que luego se desperdician corresponde a la de Canadá e India sumadas", denuncia Mathilde Iweins, coordinadora del informe sobre el despilfarro.

Si bien calcular el costo concreto del despilfarro resulta difícil, es posible "delinear las causas para encontrar soluciones", sostienen los expertos. Un fenómeno que la FAO estudia desde su fundación y que con la globalización se ha complicado, ya que la cadena de la producción a la distribución se ha ampliado.

Al respecto, el papa Francisco también denunció "el despilfarro de alimentos" y la mentalidad dominante de considerar el hambre como "un hecho ineluctable" en un mensaje enviado a la FAO. Para el jefe de la Iglesia católica, que vivió casi toda su vida en Argentina, uno de los mayores países productores de alimentos, hay que "cambiar realmente nuestro estilo de vida, incluido el alimentario, que en tantas áreas del planeta está marcado por el consumismo, el desperdicio, el despilfarro de alimentos", coincidió.

El director general de la institución, José Graziano da Silva, recordó recientemente que las más recientes previsiones señalan que en 2013 hay cerca de 30 millones de personas menos que padecen hambre en el mundo respecto al año precedente y remarcó que se continúa avanzando para alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de población subalimentada entre 1990 y 2015, aunque reconoció que quedan muchos retos.

Investigaciones realizadas muestran que alrededor de 75 por ciento de las personas más pobres del mundo viven en zonas rurales, y dependen principalmente de la agricultura para su subsistencia.

A nivel regional, uno de cada cuatro individuos está subalimentado en África Subsahariana, a pesar de las mejoras alcanzadas en algunos países, mientras que Asia oriental, el sudeste asiático y Latinoamérica registraron progresos sustanciales.

Para hacer frente a la malnutrición, subrayan analistas, son precisas medidas integradas e intervenciones complementarias en la agricultura y el sistema alimentario, en la ordenación de los recursos naturales, en la sanidad pública y la educación, así como en ámbitos de políticas más amplios.

El 16 de octubre de cada año, se celebra el Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la Conferencia de la FAO. Su finalidad es concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema del hambre en el orbe y fortalecer la solidaridad en la lucha contra dicho flagelo, la desnutrición y la pobreza. El día coincide con la fecha de fundación de la entidad en 1945.

No comments:

Post a Comment