Monday, October 14, 2013

El adiós al general Giap, héroe de la batalla de Dien Bien Phu - Milenio.com

Vietnam • Cientos de miles de vietnamitas salieron a las calles, llorando y rezando, para dar su último adiós al general Vo Nguyen Giap, héroe de la independencia, que fue enterrado ayer en su provincia natal.

Un camión militar transportó el ataúd envuelto en una bandera nacional por la capital, en el último día del multitudinario funeral de Estado de la persona más querida del país, después del fundador del Partido Comunista Vietnamita (PCV), Ho Chi Minh.

Luego, el féretro fue llevado al aeropuerto, desde donde voló a Vung Chua, en la provincia de Quang Binh, donde fue enterrado.

También en esa provincia, a 500 kilómetros de la capital, había una muchedumbre para recibirlo.

"Estamos orgullosos de acompañarlo a su última morada", comentó Le Hong Pham, de una asociación local de ex combatientes.

El gobierno comunista decidió ofrecerle un funeral de Estado, obviando las críticas del general contra el PCV al final de su vida y los 30 años que fue hecho a un lado, y destacando su condición de héroe de la independencia vietnamita.

Giap "es el general del pueblo y su nombre quedará para siempre grabado en la historia de la nación", declaró a la televisión el secretario general del PCV, Nguyen Phu Trong.

La muerte el 4 de octubre a los 102 años del general que derrotó a franceses y estadunidenses es "una gran pérdida" para el pueblo y el país, añadió.

Cientos de miles de personas se concentraron en las calles de Hanoi para dar su último adiós a Giap.

"¡El general vivirá para siempre!", gritó un hombre al paso del cortejo de vehículos militares cubiertos con coronas de flores rumbo al aeropuerto.

El general, un genio militar autodidacto, infligió en 1954 una dura derrota a las tropas coloniales francesas en la famosa batalla de Dien Bien Phu, hecho que propició la fundación de un Vietnam independiente y el fin de la dominación francesa en Indochina.

También está considerado uno de los mayores artífices de la victoria contra la prolongada invasión de Estados Unidos (1964-1975), que condujo a la unificación de Vietnam dividido en Vietnam del Norte (pro ex Unión Soviética) y Vietnam del Sur (pro EU).

"Se ha marchado llevándose con él una parte de nuestras gloriosas victorias", comentó Tran Hung Tuy, un ex funcionario de 74 años.

Se trata del mayor funeral en Vietnam tras el dedicado al también querido presidente Ho Chi Minh, en 1969, siendo este tipo de grandes concentraciones poco frecuentes en la nación asiática, donde el PCV controla al milímetro la puesta en escena de los aniversarios oficiales y las manifestaciones populares son dispersadas habitualmente con violencia.

A pesar de que el gobierno lo hizo a un lado durante los últimos 30 años, el general Giap seguía siendo muy popular, incluso entre los más jóvenes, que no vivieron la larga guerra intervencionista de Francia primero y luego de Estados Unidos, que cambiaría la historia de la segunda mitad del siglo XX.

Al denunciar públicamente al final de su vida las derivas del gobierno, en especial el tema de la corrupción endémica en el país, el general Giap ofreció un apoyo implícito a los disidentes. Pero al mismo tiempo, él permaneció con su misma lealtad de siempre al Partido Comunista de su país, como aseguran los expertos.

Los dirigentes del Estado y del Partido Comunista presidieron el entierro de Giap, arropado por cientos de miles de vecinos y personas llegadas de diversas partes del país.

Los restos del respetado general fueron transportados en avión desde Hanoi y su féretro fue conducido, en una procesión, dentro de una vitrina colocada sobre un carro de artillería.

Según el diario The Voice of Vietnam, el primer ministro Nguyen Tan Dung y el presidente de la República de Vietnam, Truong Tan Sang, presidieron el inicio del funeral en la casa funeraria nacional de Hanoi.

En una decisión sin precedentes, el gobierno decretó finalmente dos días de luto nacional, el sábado y domingo, para homenajear al héroe de guerra y prohibió la apertura de todos los establecimientos dedicados al entretenimiento.

Los cines, teatros y la mayoría de bares de los grandes centros urbanos cerraron sus puertas este fin de semana, mientras que los canales de televisión solamente emitieron información relacionada con los funerales.

El militar es considerado la segunda figura más relevante y admirada de la historia reciente del país, solo detrás de Ho Chi Minh, fundador del Vietnam moderno.

No comments:

Post a Comment