Monday, October 21, 2013

La conferencia de paz sobre Siria tendrá lugar el 23 de noviembre - El País.com (España)

La Liga Árabe ha propuesto el día 23 de noviembre para la conferencia de paz sobre Siria en Ginebra, varias veces aplazada, según anunció este domingo su secretario general, Nabil Elarabi, tras una reunión con el mediador internacional Lakhdar Brahimi. El régimen de Bachar el Asad, reforzado por varios avances militares en los pasados meses, ya ha avanzado su participación. La gran incógnita es la de la Coalición Nacional Siria, principal grupo opositor moderado, que ha amenazado en varias ocasiones con boicotear la cumbre por lo que considera un insuficiente apoyo por parte de sus aliados en la escena internacional, como Estados Unidos.

Las milicias opositoras, infiltradas por grupos yihadistas, recurren cada vez más a ataques de corte terrorista en centros de población como Damasco o Hama, una provincia esta última en la que, según información de los medios oficiales sirios, este domingo un camión cargado con explosivos provocó la muerte de 37 personas. El sábado, en la zona de Jaramana, también en Damasco, un atentado con coche bomba y una serie de enfrentamientos posteriores provocaron al menos 30 muertos. El domingo anterior dos coches bomba explotaron a las puertas de la televisión estatal en la capital, sin provocar víctimas.

El Asad, que considera presentarse a la reelección en las elecciones que tendrán lugar el año que viene, busca legitimar su refuerzo militar sobre el terreno con una cumbre internacional en la que podrían participar EE UU, Rusia y los opositores. "Por supuesto, aún hay muchos preparativos y muchos obstáculos y dificultades que debemos superar", dijo Elarabi en conferencia de prensa en El Cairo, informa Reuters. "No convocaremos la conferencia sin una oposición convincente que represente a una importante parte de la población opositora de Siria", añadió Brahimi, mediador de la ONU y la Liga Árabe para Siria.

La Coalición Nacional Siria exige a El Asad que entregue el poder a un ejecutivo interino, mientras este ha rechazado iniciar un proceso de diálogo serio si los rebeldes no renuncian incondicionalmente a sus armas primero. Tras más de 31 meses, 100.000 muertos y seis millones de desplazados; grupos radicales islamistas han ingresado en las filas de la oposición siria desde países vecinos, como Irak. El supuesto uso de gas sarín en agosto por parte del régimen de El Asad llevó a la Casa Blanca a sopesar un ataque en su contra con misiles, evitado finalmente por un acuerdo mediado por Rusia, que ha logrado el desarme químico de Siria.

El cerco del régimen a una zona controlada por los rebeldes en Muadamia, en las afueras de Damasco, ha dejado atrapados a 3.000 civiles, que no pueden abandonarla por el constante fuego de artillería cruzado y los bombardeos del ejército y los milicianos opositores. El sábado, la secretaria general adjunta de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valérie Amos, hizo un llamamiento urgente "a todas las partes a pactar una suspensión urgente de las hostilidades en Muadamia", según dijo en un comunicado. Recientemente, las autoridades permitieron ya la salida de Muadamia de unos 2.000 civiles, por razones humanitarias.

No comments:

Post a Comment