Está considerada como toda una eminencia en marketing y es una asidua en las famosas charlas TEDx. Pero para Facebook es una actriz porno.

Erika Napoletano es una usuaria activa de las redes sociales. Tiene su cuenta en Twitter, su propio blog llamado TheReadHeadWriting y, como no podía ser de otra forma, también su perfil en Facebook. No se piensen que es una cosa del otro mundo. En él publica sus fotos, posts que va subiendo, temas relacionados con el marketing (su especialidad), entre otras cosas. Es decir, lo que haría una persona normal.

Sin embargo, un día sus fans comenzaron a incrementarse y sus amigos la avisaron de que algo estaba ocurriendo. Facebook la estaba confundiendo con una estrella del porno. ¿Marketing y cine porno? ¿Cómo era posible?

Cuando un usuario de la red social pincha en Me Gusta en un perfil del que no es fan, la página le sugiere inmediatamente otros perfiles similares. Hasta hace unos días, si uno pinchaba en Camille Crimson, famosa actriz porno, de forma sorprendente su muro le recomendaba a Erika Napoletano junto con otras estrellas del cine para adultos. Y lo mismo sucedía a la inversa. Si alguien interesado en el mundo del marketing, pongamos por caso, se encontraba en su trabajo y quería buscar perfiles similares a Napoletano, se encontraba con una Camille Crimson completamente desnuda en la pantalla de su ordenador.

La razón de este malentendido que le supuso a Napoletano un importante incremento de curiosos fans en internet, está en el algoritmo que utiliza Facebook. Al parecer, para relacionar perfiles la red social se basa en parámetros como palabras o el reconocimiento facial. Y en este caso, Erika Napoletano y Camille Crimson (al margen de sus distintos trabajos), tienen mucho en común.

Para empezar, en su blog Erika Napoletano utiliza asiduamente y en tono coloquial palabras del tipo bitch o fuck. Además, las dos tienen más o menos el mismo número de seguidores, son pelirrojas y se parecen físicamente. ¿Les parecen pocas casualidades? Pues a Facebook no, así que no dudó en relacionar a la experta en marketing con la del cine porno.

Nada más darse cuenta, algunos seguidores de Napoletano opinaron en la red social que los de Mark Zuckerberg estaban borrachos.

Napoletano se lo tomó con mejor sentido del humor. En un post titulado The part where Facebook thinks I'am a porn star, la participante de TEDx aseguró que "Camille es como un sabroso sandwich caliente y estoy muy orgullosa de que Facebook piense que somos similares. Después de todo, las dos somos pelirrojas, tenemos pecas y un buen par de tetas". Y ni corta ni perezosa comenzó a subir fotos satíricas de ella con poca ropa.

La conclusión a la que llegó la protagonista de esta historia parece bastante clara: si no puedes contra el algoritmo de Facebook, únete a él.