Friday, November 1, 2013

EU también espió al Vaticano, dice revista - El Universal

CIUDAD DEL VATICANO (Agencias).— El portavoz papal, Federico Lombardi, aseguró ayer que ni tiene conocimiento ni existe preocupación alguna en El Vaticano por el supuesto espionaje de Estados Unidos a sus líneas telefónicas y a Jorge Mario Bergoglio, revelado ayer por el semanario italiano Panorama, al tiempo que el diario estadounidense The Washington Post informó que Washington interceptó los vínculos de comunicaciones utilizados por Google y Yahoo.

Según Panorama, la Agencia de Seguridad Nacional de EU (NSA) intervino las llamadas del Vaticano y posiblemente tuvo acceso a las discusiones sobre el sucesor de Benedicto XVI. Panorama precisó que entre los 46 millones de llamados interceptadas por la NSA en Italia entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de este año hubo conversaciones tanto dentro como de fuera del Vaticano.

En un comunicado a la prensa antes de la publicación de la totalidad del artículo, hoy jueves, Panorama indicó que "la NSA espió al Papa". No citó fuentes para su reporte, frente al que Lombardi aseguró no tener "conocimiento alguno de este tema... En todo caso, no tenemos alguna preocupación al respecto". La NSA aseguró que las aseveraciones de Panorama "no son ciertas".

Entretanto, con base en documentos del ex técnico de la CIA Edward Snowden, el Post reveló que la NSA, al intervenir las conexiones de Google y Yahoo en todo el mundo, tuvo acceso a datos de cientos de millones de cuentas de usuarios, entre ellos también de estadounidenses.

Según los documentos de la NSA, que datan del 9 de enero de este año, la agencia enviaba diariamente datos de las redes internas de Google y Yahoo a la sede de la NSA. El informe indicó que la NSA utiliza junto al Cuartel de Comunicaciones del Gobierno de Reino Unido (GCHQ) una herramienta "extraordinariamente agresiva" llamada Muscular que permite obtener los datos. Este programa de vigilancia es diferente al Prism, cuya existencia fue revelada este año y que contaba con autorización judicial para acceder a comunicaciones en internet. El programa amasó 181 millones de registros en 30 días, dijo el Post.

Hasta ahora no se sabía que la NSA usara sus herramientas de espionaje contra empresas de EU. En un comunicado enviado al rotativo, Google expresó preocupación. En Yahoo, una vocera dijo que la empresa tiene "estrictos protocolos" para garantizar la seguridad de sus centros de datos y aseguró que no dio acceso a la NSA ni a otra agencia del gobierno. El director de la NSA, Keith Alexander, negó la infiltración a los servidores cibernéticos de Google y Yahoo. "Sería ilegal", alegó.

En tanto, en Francia, el gobierno juzgó ayer "poco verosímiles" los desmentidos de Alexander sobre la intercepción de comunicaciones en Europa y pidió "claridad". En España se reportó que el director del Centro Nacional de Inteligencia comparecerá próximamente en el Congreso para explicar el supuesto espionaje. A su vez, altos responsables de seguridad de EU recibieron ayer en la Casa Blanca a una delegación alemana para discutir el tema. También fueron atendidas tres delegaciones de la Unión Europea.

Glenn Greenwald, quien reveló la red de espionaje de EU al diario británico The Guardian, aseguró ayer desde su blog que "nadie del gobierno de EU afirmó ni una vez en los últimos cuatro meses que alguna parte de esos informes no fuera verdadera". Por lo pronto, el Departamento de Justicia de EU se sumó a una demanda contra United States Investigations Services, la firma que evaluó y seleccionó a Snowden antes de que filtrara datos, por no hacer revisiones de seguridad más estrictas.

No comments:

Post a Comment